El Efecto de la Música

  • Incidencia del estudio musical en diversas áreas del desarrollo infantil, investigación por G. Huároc, L. Huincamán, D. Jimeno, A. Soto y P. Torrealba.
  • Documento completo (pdf, 922 Kb)
  • Extracto (pdf, 414 Kb)

domingo, junio 29, 2008

Desastre vocal

Esto sí que ha sido un susto mayúsculo. El martes tuvimos ensayo largo y cansador, y si bien estaba aún con rezagos de resfrío, la voz se había portado muy bien y estábamos muy tranquilos, ya con los cambios de programa la cosa había quedado más que llevadera vocalmente hablando. Y el miércoles me levanté, hice mi acostumbrado bailecito pre-ducha, y luego me tomé una de esas limonadas antigripales.
No sé qué fue. Si tomar esa cosa antes de salir a la calle, si el smog en niveles mortales, si el engrudo de avena que se me antojó desayunar, el stress acumulado, el poco sueño del mes, o todo junto, NO SÉ. (esto ha ocurrido antes... ¿se acuerdan del alfajor guardado con el agua dudosamente potable?). La cosa es que llegué al colegio y apenas podía hablar. Sentía la laringe dura como piedra, la boca y nariz ultrasecas, y mi voz era un ladrido, literalmente hablando. Y ese miércoles, como todos los miércoles, hice clase sin parar de 8:30 a 17:30. En el cole tomé agüita tibia todo lo que pude, agua con azúcar, azúcar con agua y café (sí, eso), hice una veloz reingeniería de mis clases para usar la voz lo menos posible (y justo los miércoles tengo unos grupos bulliciosos grrr) y llegué a casa más asustado que el perro Coraje sin poder decidir qué hacer con mi estado, y qué hacer con el recital que tenía dos días después.
Otro Tapsin no quise, por ser el principal sospechoso, ya que estos remedios lo que hacen es anularte síntomas, en caso de la gripe te secan el moco, pero no te lo sacan, si no que te resecan las mucosas y el moco se queda pegado ahí sin poder salir, y esas mismas mucosas son las que deben estar en óptimas condiciones para que la voz suene, y linda. PUCHAAA. Y para colmo entre el lunes y el miércoles hubo unos niveles de smog que ni los Glofriends (esos bichos que resucitaban árboles) se la podían.
Como sabía que el problema no era infeccioso, que para eso uno se ha pasado toda la infancia y niñez enfermándose de las vías respiratorias, apliqué diclofenaco nomás, y traté de meditar y visualizar energía sanadora, hice flexiones, traté de inducirme felicidad extrema, tomé muchas infusiones, me abrigué...
Llegó el jueves por la noche, el viaje, y Ana casi se desmaya. De todos modos el cambio de aire me hizo bien, La Serena está a la orilla del mar, ergo tiene vientecito, humedad, aparte que no tiene ni la décima parte de la contaminación de Santiago, y el clima estaba riquísimo, hacían por lo menos 7 grados más, en la noche hay silencio de verdad y la vida es más calma. Pero a pesar de las pastillas antiinflamatoria,s antialérgicas y hierbitas relajantes e hidratantes que tomé, mi voz no logró recuperarse lo suficiente como para cantar en recital, y menos las obras que tenía preparadas (con todo algo se pudo hacer, lo cuento luego). Tenía la voz literalmente partida: del grave al centro sonaba, del centro al medio agudo ladraba, y de ahí hasta arribísima, sonaba. Como decir que en un edificio de 25 pisos tuvieras inutilizable del 8 al 12.
El sábado fui a dar una vuelta a La Herradura, una solitaria playa cerca de Coquimbo, y logré comprobar que el problema no era en las cuerdas, porque pude emitir sonidos en toda la voz, incluyendo sobreagudos, si bien no podía cantar cómodo en la zona afectada. Así que respiré ya sin el susto de no poder volver a cantar.
Mi diagnóstico final es que en algún punto entre el martes y el miércoles se produjo una inflamación en algunos de los cuchumil musculitos necesarios para cantar, lo que obviamente retrasó la recuperación de las mucosas y dejó inutilizables algunas secuencias motoras laríngeas. BUAAA. De todos modos trataré de que me revise un especialista.

4 comentarios:

Asterion dijo...

Y NO CANTASTEEEEEEEEEEE?

Yo creo que el nervio más tus niveles supremos de propiocepción media hipocondriaca te jugaron mal...

BUrps que fome

Saludos

Adriana dijo...

Asu tod un drama! pero y probaste la milagrosa miel de abeja??

Patricia dijo...

Espero que ya estes mejor!

Dragón del 96 dijo...

Tratar de que te vea un especialista? Yo diría "ir a que me vea uno". No se juega con la voz... te lo digo yo, que no canta ni en sueños.

Slaudos.

En gringolandia no soy tan nerd