El Efecto de la Música

  • Incidencia del estudio musical en diversas áreas del desarrollo infantil, investigación por G. Huároc, L. Huincamán, D. Jimeno, A. Soto y P. Torrealba.
  • Documento completo (pdf, 922 Kb)
  • Extracto (pdf, 414 Kb)

sábado, octubre 04, 2008

Acción de gracias

En las últimas semanas han llegado muchas cosas nuevas a mí. Se han ido sumando, acomodándose unas al lado de otras sin amontonarse, y brindando su poquito de brillo, alegría, amistad, logro y paz.
La audición que fui a pedir será todavía dentro de un mes, pero me salieron otras audiciones, conciertos, y compromisos. En unas horas tengo una audición en la UC para roles pequeños en L'Orfeo de Monteverdi, de la que me avisó inesperadamente un joven colega cantante, y voy con ánimo de salir de árbol si hace falta, pero involucrarme de todos modos, pues la dirigirá un experto en barroco.
Andaba preocupado por mi cansancio vocal en el colegio, y lo conversé con mi maestro... quien sabiamente me agarró a cachetadas diciendo que el problema es que hablo mal. La verdad hablo mal de familia, y aunque lo he ido mejorando de taquito gracias al canto, necesito ser más consciente, y con un par de correcciones del maestro ya entendí un poco qué es lo que descuido al hablar. Así que me libero de un mal hábito, y además de una mala vibra respecto a mi labor en aulas.
Y ayer por primera vez tuve una clase de canto saliendo de yo hacer clase en el colegio y... ¡me quedaba voz! ¡y mucha!... fue una clase totalmente buena, por fin me salió completa y bien fraseada Pria che spunti; la Chanson du pecheur (que canto en la menor) me salió hermoso y fácil; el Dal labbro il canto salió con el respectivo cuerpo; y le dimos una pasada a la cabaletta (parte rápida) completa del Cercherò, que con certera correción del maestro ya no se me desarma, aunque todavía me cansa muchoooo jeje
Bueno, tengo más cosas para contar pero debo dormir bien para la audición, que es lejísimos y por la mañana.

1 comentario:

El Reposo de las Guerreras dijo...

Suerte en la audiciónn Gabriel!!
y nunca pierdas esa voz.
cariños

Laura

En gringolandia no soy tan nerd