El Efecto de la Música

  • Incidencia del estudio musical en diversas áreas del desarrollo infantil, investigación por G. Huároc, L. Huincamán, D. Jimeno, A. Soto y P. Torrealba.
  • Documento completo (pdf, 922 Kb)
  • Extracto (pdf, 414 Kb)

viernes, junio 01, 2007

Cambio de voz

Hoy ha sido un día simpático. Comenzando por que dormí harto, algo que no podré hacer hoy, amaneció bastante despejado después de la tremenda lluvia de ayer (yo adoro las lluvias torrenciales), el frutero abrió temprano y me empujé un par de plátanos, pude estudiar un poco mientras hacía mil filas en bancos, almorcé seco de pollo en un local de comida peruana económica del centro (ya sabemos que acá todo es caro por las puras), le hice un cambio de look a la oficina, y luego de un cafecito me fui a clase de canto.

Mi maestro me dio por fin algunas pistas sobre el futuro de mi voz... es una cosa realmente fuerte, como cuando estás en la pubertad y no sabes qué tan alto serás, o si tendrás mucha barba, o si terminarás pareciéndote más a tu abuelo que a tu papá, y tienes que aprender a caminar de nuevo, a hablar de nuevo...

Para mí el aprender a cantar de nuevo ha sido un proceso largo, demasiado largo a veces, y en el que he centrado toda mi vida, y que me ha obligado a despertar por dentro, y pasar revista a todas mis emociones, a todos mis rencores y miedos, y al mismo tiempo a abrir el alma más que nunca a la alegría y al amor, y tener todas estas cosas siempre en la palma de la mano.

Hasta hoy pensaba que iba a cantar como los cantantes que más me gustan, Juan Diego Flórez, o Richard Croft, o uno de esos así ligeros pero sonoros. Y hoy mi maestro, que tiene una oreja que no perdona nada, me dijo que mi voz es más sonora que la de estos cantantes. Aunque voy a poder cantar lo que ellos cantan, "si te instalás en el estilo, claro que podés" (es uruguayo).

Hoy canté un aria de Mozart que hasta hace unas horas me parecía dificilísima, y mi maestro me dijo "pero no la cantés así, no necesitás toda la voz", y yo que hasta ese momento sólo me concentraba en lograr emitir de continuo, me encontré usando la mitad de una voz que es la mía, pero que todavía no conozco del todo... y la obra me resultó totalmente sencilla.

Hasta hace unas horas, mi único interés era "sacar" mi voz, osea hacer que suene. Ahora resulta que tengo que guardarla de vez en cuando, incluso cantando en teatro.

Tengo que creerle a mi maestro, Carlos Beltrami, que enseña en el Municipal, que es el teatro de la ópera y el ballet aquí en Santiago, que tiene montones de alumnos cantando en Alemania, Suiza, Inglaterra, y fue profesor de Verónica Villarroel y de varios de los cantantes que han pasado por Lima, y que en 9 meses de clases me ha hecho pasar de "tenor traumático-ligero sin graves ni agudos" a tenor de verdad.

Y bueno, ahora tengo que terminar un trabajo de la U, esta vez un arreglo de bossanova, y para variar yo tengo que editar la partitura general. No ando muy concentrado, ya llevo más de una hora y no he hecho nada, y de sólo pensar en levantarme mañana a las 7am para cantar a las 8:30am me da menos ganas, así que anduve viendo youtube... y encontré esta canción "Tu fotografía" de nuestro Gianmarco (osea nuestro de los peruanos), que compuso para la Estefan, y que me hizo estrujarme pensando en todo lo que he tenido que dejar, pero que recuerdo en todo momento.

2 comentarios:

Asterion dijo...

Manda alguna grabación reciente...

Oir para creer XD

Saluts

Ursula dijo...

Hola!
Tienes que colgar un videito de ti mismo cantando, y bueno, la práctica hace al maestro así que sigue adelante...
Sabías que Gianmarco y Juan Diego Florez se van a presentar juntos en un concierto en Lima??, deberían venir por acá también no??

Saludos!

En gringolandia no soy tan nerd