El Efecto de la Música

  • Incidencia del estudio musical en diversas áreas del desarrollo infantil, investigación por G. Huároc, L. Huincamán, D. Jimeno, A. Soto y P. Torrealba.
  • Documento completo (pdf, 922 Kb)
  • Extracto (pdf, 414 Kb)

martes, diciembre 04, 2007

Gabo Coffee

Hace un par de días me encontré en el msn con Carmita, una amiga de 2002-2003, en mi breve paso por "SanFer", osea el coro de la Facultad de Medicina de la UNM San Marcos, facultad conocida como San Fernando, y que tiene un coro propio.
Con ese coro viví divertidisimas jornadas discotequeras post-ensayo, y por supuesto mucha camaradería, y eso que llegué de taquito para apoyar en una 9na de Beethoven (¡cantar eso es horriblemente difícil!) y terminé atrapado por un grupo humano realmente delicioso.
Bueno, Carmen es profesora y es muy chancona, y como es así super lora y yo soy otro nerd (aunque sí bailo), hicimos buenas migas, aunque no nos veíamos mucho porque en ese momento vivía un poco acosado (jeje) y ella viajaba mucho, y claro, yo estudiaba dos carreras. Es la típica, conoces alguien con quien por fin puedes hablar, pero prefieres bailar...
Me contaba Carmita que hace poco estuvo para variar becada, esta vez en Barcelona, y conoció un músico chileno dedicado a la música antigua que también andaba becado, y me dio el dato y hubo una confusión graciosa porque yo pensé que era otro compadre con el que he tenido la ocasión de cantar una vez, pero era otro y la verdad no lo ubico. Pero ella me lo garantiza como "pata chévere", y para terminar de ubicarlo me mandó una foto donde ella sale como siempre toda sonrisa y bueno, el pata está ahí al lado.
El punto gracioso, aparte del placer de charlar con ella, fue que me envió la foto a dos de mis direcciones, una de ellas marcada "Gabriel coffee". Me dio mucha risa, porque es algo así como cita a ciegas, como "el hombre del zapato rojo" o "fulanita con una rosa amarilla" jejej. Estuve haciendo memoria, y efectivamente cuando recién nos conocimos nos quedó corto el tiempo para conversar, porque tábamos en ensayo y luego a mí me llevaban a otro lado (jeje) así que intercambiamos mails, y le di dos porque en jotmeil nunca he confiado mucho, y quedamos en coordinar para un café... que finalmente creo que fue un lonchesazo en Angamos, porque a ambos nos quedaba en la ruta.

2 comentarios:

Mi Chebas dijo...

Hasta ahora se quedó con las ganas del café entonces

mmmm... donde hubo fuego....

XD

Petisita dijo...

y que paso con el chileno? lo vas a conocer en cita a ciegas tambien? o solo te preguntaba si lo conocias?
curiosidad solo.... ;)

En gringolandia no soy tan nerd