El Efecto de la Música

  • Incidencia del estudio musical en diversas áreas del desarrollo infantil, investigación por G. Huároc, L. Huincamán, D. Jimeno, A. Soto y P. Torrealba.
  • Documento completo (pdf, 922 Kb)
  • Extracto (pdf, 414 Kb)

viernes, enero 04, 2008

Más lírico de lo que pensaba

Pucha, justo ahora que me conseguí nuevas obras barrocas para estudiar, mi voz evidencia más características líricas, léase volumen, mucho volumen. Eso implica priorizar el estudio de obras donde mi voz encaje mejor (por ahora), osea Donizetti, Bellini, Donizetti, Bellini, Donizetti y Bellini. Osea hay más compositores, pero sólo pensarlo me da soroche.
Claro que todavía puedo hacer mucho de mis bienamados Mozart y Rossini, aunque mi espectro de posibilidades parece alejarse cada vez más del barroco. Con todo, mi profe dice que uno puede cantar cualquier obra siempre que sepa adaptar un poco el volumen, y que el tamaño del lugar sea acorde al tamaño de la voz, y que por algo la Sociedad Händel premió a Joan Sutherland y Marylin Horne. (G. Händel es el más representativo compositor barroco de ópera. J. Sutherland y M. Horne son dos cantantes de voz enorme que se lo cantaron todo)
Lo mejor es que cada vez me es más automático el cambio de agudos a graves. Lo peor es que con la voz más grande, los agudos requieren más apoyo corporal, osea que cansa más y da más hambre.
Y... bueno, como siempre, habrá que jugar las cartas con mucho cuidado a la hora de escoger repertorio.

2 comentarios:

Mi Chebas dijo...

Asu, qué complejo el mundo del canto y la voz!

(la cancion que cantaste del video que subiste era barroco? sorry por la ignorancia)

Petisita dijo...

Contestale a Chebas!!!! yo tambien quiero saber!!!
Asi que el bel canto da hambre??? eso podria explicar muchas cosas....

En gringolandia no soy tan nerd