El Efecto de la Música

  • Incidencia del estudio musical en diversas áreas del desarrollo infantil, investigación por G. Huároc, L. Huincamán, D. Jimeno, A. Soto y P. Torrealba.
  • Documento completo (pdf, 922 Kb)
  • Extracto (pdf, 414 Kb)

martes, mayo 13, 2008

Colegio San Remolino

Han pasado más de dos semanas desde mi último post, en el que apenas me menciono. Ya había dicho que me llamaron de un colegio, y efectivamente comencé a trabajar el último día de abril. Dos semanas en el colegio son un buen tiempo para un diagnóstico inicial de los grupos que tengo a cargo en la clase de música.
La primera semana fue bastante enredada, sobretodo con los cursos de varones, pues ellos sienten más fuerte el cambio de autoridad. Se dedicaron a hacerme la vida imposible. Con las niñas esto fue mucho más suave.
Ya en la segunda semana hubo gran diferencia. Logré identificar plenamente a los personajes más inquietos de cada grupo, también a los colaboradores, a los matones (hombres y mujeres), y las jerarquías de cada sala. Además he conversado con las tutoras (aquí se dice profesor jefe) y luego de comprobar una vez más que conmigo los caracteres de los alumnos cambian bastante, el panorama se vislumbra positivo.
He de decir que me siento contento con casi todos los grupos. Solamente hay uno especialmente difícil, el segundo básico de varones, pero no es conmigo, son violentos continuamente. Mi padre, que vivió una realidad muy distinta a la burbuja MarkTwain-JulioVerne que me tocó, me dijo "es normal pues" (!).
Hay otros dos grupos, también de varones, con los que he debido bajar un poco la marcha, pues tienen tendencia a la flojera. Mi estrategia por ahora es simplemente inyectarles pocos contenidos de muchas y variadas formas, de manera que puedan establecer todas las conexiones posibles, y no se les olvide todo de aquí a un par de meses.
Las lectoras estarán sacando pecho, y sí, está muy comprobado que por naturaleza hombres y mujeres aprendemos con algunas diferencias, pero lo mismo ocurre de individuo a individuo, y ya que el colegio tiene esta forma de dividir por sexo, hay que trabajar con eso. Sobretodo en los grupos de varones que he mencionado, se exacerban nuestras características: competitividad, confrontación, etc. que pasan muy rápido a prepotencia y agresividad. Supongo que en el largo plazo aprenderán a convivir como gente, pero haciendo memoria creo que en esa etapa no nos importa mucho si hay niñas o no, así que ahorrarles a ellas un poco de espanto me parece bien.
¿Y qué haces con un grupo de 40 peques que lo único que quieren hacer todo el día es agarrarse a patadas en un colegio que debe cumplir estándares ministeriales? Pues ya que estás encerrado con ellos en una sala que debería ser para 15, darles gotitas de conocimiento disueltas en barriles de actividad práctica. En el colegio tienen una serie de normas de convivencia, pero para mí lo importante por ahora es que establezcan que "profe Gabo" = "no aburrido", y que el "por lo tanto" sea simplemente divertirse con las actividades. El que los contenidos se les queden en las cabezas no es problema de ellos, y para mí es un desafío muy divertido.
Por otro lado, hay varios grupos con mucho potencial. He descubierto que el séptimo de varones tiene muy buenas voces... Un problema parece ser la falta de instrumentos, pero uds. saben que cuando los chicos quieren algo joden hasta obtenerlo, así que a mí me toca sólo interesarlos.
También está el coro, que por orden superior se formó con alumnos de tercero a quinto básico, y que por pura casualidad resultó conformardo por 12 niñas. Afinadísimas ellas, con voces bastante dúctiles, creo que me van a hacer famoso jejeje. Ni siquiera las conocía cuando me informaron que debía firmar la inscripción a un concurso escolar (!) para agosto, así que con ese pretexto las voy a convertir en coreutas de verdad rapidito nomás, total la voz es lo mío, y espero que puedan hacer repertorio interesante y divertido y no sólo cancioncitas de gallinitas y caballitos.

3 comentarios:

Galileus dijo...

Qué mostro lo que nos cuenta en este interesante post. Tus experiencias, esperanzas y frustraciones como maestro. Espero que todo vaya bien y que coseches frutos muy pronto!

Saludos galileanos.

Petisita dijo...

te imagino como el profe en la peli "los coristas" la has visto?

Jassy dijo...

eso de las gotitas de conocimiento me encantó lo aplicaré con mi terremotisimo cuando tercie
Osea Jacinta Pichimahuida en masculino, seguro que e los ganas a todos al cabo del tiempo Gabo
Beso!

En gringolandia no soy tan nerd