El Efecto de la Música

  • Incidencia del estudio musical en diversas áreas del desarrollo infantil, investigación por G. Huároc, L. Huincamán, D. Jimeno, A. Soto y P. Torrealba.
  • Documento completo (pdf, 922 Kb)
  • Extracto (pdf, 414 Kb)

viernes, mayo 16, 2008

Tarará, tarará

"Tarará, qui yo soi Anton", villancico "negro a dúo" del compositor andaluz Antonio de Salazar, encontrado en México como parte de la colección "Jesús Sánchez Garza". Subido con GCast. Sobre esta obra y su compositor, nuestro carismático y laureado Aurelio Tello nos da una certera referencia (tomada de aquí):
"Mucho se ha discutido sobre el origen de Antonio de Salazar (ca. 1650-1715), maestro de capilla en las catedrales de Puebla y México. La portada del villancico Primores amantes, conservado en la catedral de Guatemala, indica que era racionero en Sevilla. Afincado en Puebla a partir de 1679, ocupó el magisterio de capilla en la ciudad angelopolitana entre ese año y 1688, optando luego por irse a la de México donde ejerció el mismo cargo hasta su muerte en 1715. Toda su obra se apega a las características generales de la música española de su tiempo y es cercana en técnica y en espíritu a la de los más conspicuos maestros hispanos de la segunda mitad del siglo XVII: Galán, Durón, Hidalgo, Babán, Xuárez, Patiño, etc. El negro a dúo Tarará qui yo soy Antón es uno de sus villancicos más difundidos y de los que mejor expresa la fusión de las culturas española y africana en la música novohispana, con el abundante juego de hemiolas y la consecuente superposición de metros binarios y ternarios, además de recrear el habla coloquial de las comunidades negras conversas al cristianismo."
Me enamoré de este villancico cuando en enero de 2004 me colé a cantar en el concierto que hizo el coro Madrigalistas de la PUCP con el Conjunto de Música Antigua de la misma universidad, y justamente con Aurelio como director invitado. En realidad sobraban tenores y faltaban altos, así que en el 90% de las obras corales yo apoyé a las alto1 y mi amigo Daniel Kudó a las alto2 (hay una foto por ahí). El programa era una muestra de música virreynal "de" Perú, México y Bolivia (y pongo esas comillas al "de" porque esta música era totalmente cosmopolita: fue creada por compositores españoles, portugueses, italianos y sus discípulos locales, mezclando estilos europeas de dos épocas musicales, renacimiento y barroco, con elementos americanos y africanos como ya leyeron). El "Tarará..." lo cantaron a dúo mis amigas las sopranísimas y guapísimas Cleia Luna y Paloma Báscones.
Esta vivaz versión es grabación de la Camerata Renacentista de Caracas en 2000, que sacó una colección de música colonial americana... ¡y te la puedes bajar aquí¡!!!! ¡aproveche caserita!!! (a mí me pasaron la compilación los chicos de Ars Excelsa) ... hay obras brasileras, peruanas, bolivianas, mexicanas... como para hacerse una buena idea de esta música.
Y como siempre, para que Ud. pueda cantar en su próximo karaoke, cantablogger o pollada, aquí está el respectivo texto. Le pongo "traducción" aproximada para evitar sustos. La parte azul está en esta versión, la parte marrón no, pero sí está en la partitura (jeje) que hace unas semanas me trajo mi amigo René Peñaloza, director de orquesta también peruano.
Tarará, tarará, qui yo soy Antón ninglito li nacimiento qui lo canto lo mas y mijó.
Yo soy Anton molinela y ese niño qui nacióhijo es li unos lablalola li tula mi estimación.
Puleso mi sonajiya cascabela y atambo voy a bayla yo a Belena pultilica y camalón.

Milalo quantu pastola buscando a la niño Dios van curriendo a las pultale pala daye la adolación.
La sagala chilubina vistila li risplandor las conta sus viyancica gluria cun compas y son.
Las pastola traen las niño comu alibina plato sus cuidela y urejita mantiquiya y riquisón.
Solo las mula y la bueya juntito li mi siño uno y otro cayalito causa admilación.
O mi siño Do Manuela niño lipiti flor las consuelo li las almas lumble li mi colasón.
Mi sinula Malía y Jusepe no la buena tila doy de las niño en que uno y otro logra tuda su afición.


Tarará, tarará, que yo soy Antón, negrito de nacimiento que canto "lo mássss" y mejor.
Yo soy Antón molinero, y ese niño que nació hijo es de unos labradores de toda mi estimación.
Por eso mis sonajillas, cascabeles y a tambor voy a bailar a Belén "puertorrica" y "camarón".
Míralos cuántos pastores buscando al niño Dios van corriendo a los portales para darle adoración. Los sagrados querubines vestidos de resplandor cantan sus villancicos, glorias con compás y son.
Los pastores traen al niño como adivinos, platos, sus corderos y orejitas, mantequilla y requesón.
Sólo la mula y el buey juntito de mi señor, uno y otro calladito causa admiración.
Oh mi señor Don Emanuel, niño ¡lípiti! flor, das consuelo de las almas, lumbre de mi corazón.
Mis señores María y José las buenas te las doy, que el niño en uno y otro logran toda su afición.

3 comentarios:

Imberbe_Muchacho dijo...

a las 3 y 30 con todo el voluen, que un blog te soprenda con esta musica...no es la voz ah

Jassy dijo...

jajajaja Imberbe debería bajar el volúmen de sus parlantes o usar audífonos, que es eso estar leyendo blogs en la oficina? jajaja
a mi si me gusto el villancico

Gabo dijo...

yo creo que imberbe se refería a las 3:30 am...

En gringolandia no soy tan nerd