El Efecto de la Música

  • Incidencia del estudio musical en diversas áreas del desarrollo infantil, investigación por G. Huároc, L. Huincamán, D. Jimeno, A. Soto y P. Torrealba.
  • Documento completo (pdf, 922 Kb)
  • Extracto (pdf, 414 Kb)

lunes, septiembre 01, 2008

Domingo de encuentros y Jovencísimos músicos de lujo

Ayer domingo me di con la sorpresa de que Christian Marquina, pianista trujillano, estaba en Santiago por una actividad de la MFU. Conversamos un poco, luego trajo a un alumnito suyo, que toca esta noche, para que practicara en el piano, y me invitó a un concierto en el que presentarían la sinfonía "Oriente y Occidente" de David Ferriz.
Lo acompañé primero, junto con mi vecino Daniel y el alumnito Sebastián (de Tarapoto su pianista), al punto de encuentro que era el Centro Cultural Gabriela Mistral, donde estaban reunidas muchas personas por el 5to Congreso Mundial para el Talento de la Niñez, que esta vez tocó en Santiago, y estaba también Abel Rojas, otro músico trujillano amigo a quien no veía desde 1995. Fuimos al lugar del concierto, la Casona de la UNAB, y en la entrada me encontré también con Sebastián Errázuriz, el compositor de la ópera Viento Blanco, y con Sergio Gallardo, barítono, alumno de mi profe y uno de los protagonistas de Viento Blanco.
Ya adentro fui testigo, junto a los otros presentes, del simpático fenómeno llamado Orquesta Juvenil de la Región Metropolitana. Este elenco lo forman los mejores músicos de las orquestas juveniles, y los dirige Felipe Hidalgo. Pues bien, por alguna razón se estaba retrasando el inicio del concierto, y los muchachos no hallaron mejor manera de esperar que ponerse a repasar pasajes de obras de su repertorio... lo que fue un concierto aparte. Cada uno tocaba algo distinto, y de repente se sentía confluir un grupo de instrumentos en la misma obra, y de pronto toda la orquesta estaba tocando totalmente de memoria partes de obras, algunas muy conocidas y otras no tanto, pero el hecho es que estos muchachos estaban divirtiéndose tremendamente con este juego de súbitos remixes. Creo que eso duró por lo menos veinte minutos.
El concierto fue, y presentaron tres obras muy vivaces de Falla, Copland y Márquez, junto a extractos de la sinfonía de Ferriz. El nivel musical de esta orquesta es sorprendentemente bueno. Afinación envidiable, precisión rítmica, y un bastante respetable manejo de matices. El director además despliega carisma, y se nota que tiene muy buena relación con su equipo. Para dejar bien claro su dominio, los muchachos hicieron un bis, otra obra colorida que lamentablemente no alcancé a reconocer. Cantó en algunas partes de la obra de Ferriz el coro de la UNAB, no sé si en su conformación normal pues habían varios cantantes profesionales.
Un concierto para no olvidar. Seguramente después Abel y Christian me enviarán alguna foto.

2 comentarios:

Cat's dijo...

meto la cuchara, para saludarte y agradecer tu comentario en min rincón,saludos hermano cordillerano.

Laura dijo...

Me alegro que hayas pasado un domingo musical tan agradable! Esperaré las fotos, me imagino que las publicarás, a fin que podamos compartirlas con vos.
Cariños

En gringolandia no soy tan nerd