El Efecto de la Música

  • Incidencia del estudio musical en diversas áreas del desarrollo infantil, investigación por G. Huároc, L. Huincamán, D. Jimeno, A. Soto y P. Torrealba.
  • Documento completo (pdf, 922 Kb)
  • Extracto (pdf, 414 Kb)

jueves, noviembre 01, 2007

Maestro Kiri

Acabo de encontrar este video en llutuc, a propósito del post sobre el día de la canción criolla que hizo Jazmín. Es del compositor peruano Daniel Escobar, conocido como "Kiri" Escobar, a quien escuché desde chico con mucho asombro a través de uno de los primeros discos (yo tenía el cassette) de Eva Ayllón. Además, claro, de gustarme el canto bastante elegante que doña Eva usaba en esa época, cuando escuché Muchacha Viento la cosa cambiaba. Entraba en un trance. El trance del landó, el trance de la poesía, el trance de oir una obra maestra.


Bueno, para mí Kiri Escobar siempre fue sinónimo de composición bien hecha, con su buena parte de trova, sí, pero de muy buena clase y alta calidad musical, en toda la tradición del género que tiene MUCHOS SIGLOS de historia. No como algunos dinosaurios dizque trovadores españoles y argentinos que deberían haberse quedado como poetas y soltar la guitarra. En fin, mi percepción fue real pero sólo parcial. Este caballero además fue y es un tipo muy comprometido con la realidad nacional, me acabo de enterar y lo comparto porque me parece necesario, pueden verlo en esta entrevista y si se interesan seguramente encontrarán más.


Y en esa tónica de trova verdadera, de gran calidad musical y a la vez contacto con el presente, está esta canción que el maestro interpretó hace un mes en la mismísima San Marcos. Y me parece muy bien que la universidad recupere espacios de expresión inteligente, sin los extremos violentos, y también sin el extremo alienado aquí-todo-es-perfecto que solía reinar en mi facultad (Administrativas). Sí, también fui sanmarquino, chúpate ésa.




Existe otro video en llutuc, y ahí el maestro hace un simpático comentario sobre la ocasión, pero la cámara estaba muy lejos y la canción no se aprecia muy bien.


Momento olvidable es que en el 2001 o 2002, cuando vivía en San Borja, me crucé con él y me enteré que vivía a una cuadra de mi casa. En ese momento yo andaba recién despegado de la cama y en chancletas, pero me importó un pepino y me acerqué a expresarle mi admiración, y claro yo todo snob le pregunto que cuándo grababa otro disco, y cuándo se presentaba, pensando en el Sachún, o el Salonazo, o algún lugar así conocido (triste de mí) y él me respondió todo tranquilo "ah, si quieres escucharnos, estamos en el "..." (¿Florentino?), o si no en el "..." (ahí ya ni me acuerdo). Y éste tabaza en esa época no iba a Barranco pes, y menos a ésos. Ches.

2 comentarios:

Jassy dijo...

Jaaa tremenda patinada! Asi son los grandes humildes hasta el tuétano
Buscaré mas, gracias por el dato

digler dijo...

hey buen aporte

me queda la duda si kiri escobar integró en algún momento la agrupación los hijos del sol

* gracias por la visita

En gringolandia no soy tan nerd