El Efecto de la Música

  • Incidencia del estudio musical en diversas áreas del desarrollo infantil, investigación por G. Huároc, L. Huincamán, D. Jimeno, A. Soto y P. Torrealba.
  • Documento completo (pdf, 922 Kb)
  • Extracto (pdf, 414 Kb)

martes, abril 15, 2008

Bumba, bumba, cha-cha-chá

El título tal vez no tiene nada que ver con lo que sigue, pero se me ocurrió poner algo divertido para evitar introducir el tema de manera demasiado ceremoniosa. Muchos cambios estoy viviendo, no en las últimas semanas, si no desde siempre, interna y externamente. Osea es la ley del universo, todo cambia.
Lo que sí me ha ocurrido en las últimas semanas, es que he ido identificando los cambios ya consolidados digamos de agosto hasta ahora, y ya comienzo a distinguir mis nuevos focos de atención y algunas tareas que me tocan en el corto y mediano plazo.
En el primer rubro, de cambios ya consolidados, está en primer lugar el asumirme como profesional egresado, con título miéchica, y la verdad que no pensé que la cosa iba a ser tan fuerte. A mí desde bien chiquito me traumaron con lo de la U y ser profesional y todo el rollo, así que iba al jardín pensando en la U, para el colegio me levantaba de muy mala gana sólo porque había que terminarlo para ir a la U, y tuve muchos problemas porque llegado el gran día ninguna carrera me gustaba y terminé saltando de carrera en carrera, ni San Marcos logró retenerme, me aburría (es como comer sin apetito o cagar sin ganas). La música comenzó como un hobby para superar la frustración de ir también a la U de mala gana y mira tú, terminé de cantante de ópera, yo que sólo quería cantar como LuisMiguel en algún karaoke poco concurrido, y luego de un gran bache volví a la U para sacar mi título de profe de música. Prueba superada. Lo fuerte es que aparte de que mi salario/hora ha subido mucho, ahora mi actitud respecto a mi empleabilidad -como dicen los econoburros- ha cambiado mucho, y también han cambiado mis perspectivas en cuanto al aporte teórico, metodológico, etc que pueda generar en las áreas en que me desempeño.
Paralelamente, mi voz parece por fin estar en un momento coherente. No digo que no tenga nada más que aprender, pero por fin estoy sintiendo harta independencia vocal, estoy cantando lo que me da la gana, y todas esas cosas dificilísimas que preparé para el concurso de noviembre ahora me resultan totalmente manejables (no como en el video, que tiene sus yayas jeje). Aclaro que soy un tenor lírico ligero, así que nada de Nessun dorma conmigo. Si me quieren contratar jeje, aquí hay una lista del repertorio que canto, que todavía sirve, aunque hay que añadir que ahora sí estoy estudiando arias de Bellini, que me quedan mejor que las de Donizetti.
Y como tercer punto del mismo rubro, está mi alimentación. Ahora por ejemplo en vez de un "porotos Pancho Villa" (osea frejoles con bisteck y huevo frito) prefiero empujarme un kilo de yogurt Yoplait, que es el único en Chile que parece yogurt y trae frutas de verdad, claro que lo acompaño con su kilo de maíz chancado (cornflakes = cancha añañau).
Para poder dormir un poco, continuaré este post despuesito.

4 comentarios:

Jassy dijo...

Gabito, de visita rapidito, vuelvo luego a leer todo, todo, todo, Besos1

Patricia dijo...

Todas noticias muy positivas, lo del canto, lo del yogurt y lo del incremento de salario!
A mi tambien me costo poder encontrar la carrera de mis suenos.

Petisita dijo...

Asi es pues Gabo, uno llega a veces sin querer queriendo a donde debe llegar. Que bueno que pongas el repertorio que mas te gusta cantar, asi lo tendre en cuenta...nunca sabes podria contratarte y hasta mandarte los pasajes para que vengas a DiCi. :)
El yogurt no esta mal, pero los porotos panchi villa suenan bien tambien, yo hace mucho no como frijoles, me has antojado de tacu-tacu!!!
saluditos

Serendipity dijo...

Querido Gabo,

Es que la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida!

Te felicito por tus logros y aprecio cada comentario en mi blog, Vlaro que eres mas que bienvenido! Ten por seguro que cada uno de ellos será debidamente respondido.

Besos y mucha suerte!

PD: En lugar del Corn Flakes tradicional, prueba el Fitness o alguno integral, los rollos de la panza será mucho mucho menores :P

En gringolandia no soy tan nerd